La Gomera

La Isla Colombina

En 1492, cuando Critóbal Colón iba hacia lo desconocido, recaló en la bahía de San Sebastián, capital de la Isla. Desde entonces, La Gomera ostenta el titulo de Isla Colombina. La Torre del Conde, La Iglesia de la Asunción, donde se bendijo a los expedicionarios, y el Pozo de la Aguada fueron entonces testigos, que aún permanecen, de la presencia de los descubridores de América en la Isla.

Fuente: Patronato de Turismo de La Gomera.

 

Junonia Minor

La Gomera ha sido testigo de una historia apasionante. Conocida por los fenicios y otros pueblos de la Antigüedad, fue citada por autores clásicos como Plinio y Ptolomeo, quien la llamó Junonia Minor. El nacimiento de su nombre está envuelto en la legendaria llegada a la isla de las primeras comunidades norteafricanas, los Ghomara. 20 siglos de historia envuelven a estos pueblos bereberes, hasta que en el siglo XV llegan al escenario isleño los europeos, que acabarían por someter la isla al poder señorial. . Hay muchas teorías sobre la procedencia del nombre "Gomera". La teoría más avalada es que el nombre Gomera está relacionado con las tribus de igual nombre en el norte de Marruecos (en castellano tenemos Peñón de Velez de La Gomera y otros). Estas tribus son agrícolas y desconocen la navegación igual que los oriundos de la isla canaria del mismo nombre, con lo cuál se piensa que pudieron ser llevados en su día por algún pueblo de navegantes. La isla estaba poblada por los gomeros o gomeritas, indígenas de la isla. De ellos se conservan varias tradiciones, pero la más famosa es el lenguaje de los silbos (o silbo gomero), una forma de comunicación para superar las limitaciones de la accidentada orografía

Fuente: Patronato de Turismo de La Gomera. 

 
Más información: LA GOMERA